Google

sábado, 22 de noviembre de 2008

Mira a tres universitarios, pues uno de ellos abandonara la carrera...(1)

Hace algún día echando un vistazo al a web de Cinco Días encontré un artículo que me llamo especialmente la atención por el tema que trataba y por su titulo; no podía ser más devastador: “Uno de cada tres universitarios tira la toalla”.
¿Pero cuáles son las causas que llevan a los alumnos a abandonar la universidad?
Podríamos encontrar muchas y muy pintorescas pero una de las principales, sino la más importante es la falta de motivación del alumnado, sin ir más lejos según el informe “La universidad en cifras”, de la Conferencia de Rectores (CRUE), los alumnos suspenden cuatro de cada diez créditos de los que se matriculan, faltan a clase con frecuencia y el abandono, en algunas titulaciones, supera el 40%.
Para ejemplificarlos que mejor que la afirmación que en algunas ocasiones he escuchado acerca de LADE que la califica como “El cementerio de los Ingenieros…”

Sin embargo la falta de motivación puede venir provocada por el gran cambio que supone abandonar los institutos y los colegios rompiendo con los esquemas marcados tanto por la E.S.O como por el bachiller y pasar a enfrentarte a un verdadero reto que supone sacrificio y un número de horas de estudio muy superiores a las invertidas en los cursos inferiores, lo que sumado a la preparación insuficiente proporcionada por el bachillerato hacen que el escalón de la universidad sea demasiado elevado para poder superarlo.


Pero la falta de motivación no es la única causa, no, otro de los puntos en los que se debería hacer hincapié es en la poca presión que se ejerce sobre los profesores a la hora de medir sus programas y sus resultados. Los profesores están entre la investigación y la educación, el hecho de que la primera pueda reportarles una mayor notoriedad profesional puede conducirles a dejar un poco descuidada la parte educativa.
Uno de los sistemas de control, que más a la vista tenemos, son las encuestas que año tras año rellenamos en las últimas clases del cuatrimestre correspondiente y que a lo largo de la realización de las mismas, siempre se escuchan las mismas preguntas: ¿Sirve para algo? y ¿Cómo controlan estos resultados?
Me gustaría hacer dos apreciaciones acerca de estas encuestas, en primer lugar en algunas ocasiones son realizadas por menos del 50% de la clase, con lo que su resultado pierde interés y en segundo se hace referencia en ellas a los exámenes, los cuales todavía no han tenido lugar.

CONTINUARA……


Compartir

9 comentarios:

TwaL dijo...

Cuando entre a ser universitario me esperaba mucho del nuevo ambiente, y asi criticaba la falta de exigencia a la que nos sometian en la universidad.

Me refiero a que año tras año tienes que hacer trabajos, estudiar un poco y ya estas aprobado.

Hace no demasiado descubri que la exigencia la pones tu, y que si quieres verdaderamente aprender tienes buenos profesores siempre dispuestos a enseñarte un poquito mas.

Gabriel Viela dijo...

Estoy totalmente deacuerdo con Twal, el problema es que te das cuenta de eso demasiado tarde. Y es dificil ir a contracorriente.
Yo lo noto mucho cuando voy a clases solo, hay un monton de alumnos "muebles", van a clase a copiar sus apuntes y no aportan nada más. Por otra parte no creo que sea problema del sistema universitario, hay muchas cosas que cambiar de la universidad para sacarle mayor partido.

Luis Miguel Sampériz dijo...

Personalmente creo que a la mayoría de personas les hace falta motivación y ambición por conseguir un objetivo...yo era el primero al que le faltaba, por suerte solo tire dos años...ahora voy hacía adelante. Parece que solo importa obtener 300 créditos para conseguir "el titulito", sin impotar si verdaderamente llevas un economista en tu interior y eres capaz de solucionar problemas y encontrar oportunidades de negocio.

Carlos dijo...

En el tema de la motivación es donde la reforma universitaria tiene que trabajar con un 70 % de trabajo del alumnado, aprobará solo aquel que realmente trabaje

TwaL dijo...

Llevo mucho tiempo queriendo hablar del plan Bolonia pero no me atrevo, hay muchas cosas aun en el aire. Desde luego si el sistema acaba siendo como dice Carlos, el que no se exija a si mismo lo lleva claro

Gabriel Viela dijo...

Yo personalmente pienso que es responsabilidad y culpa únicamente del alumnado.

Por dos motivos fundamentales: uno es que si permites que tus compañeros sean un cero a la izquierda te estás tirando piedras a tu propio teajdo, ya que va a haber un inutil de la vida que va tener el mismo título que tú, y cuantos más necios con tu mismo papelito, menos vale éste. El otro me lo guardo para mi XDD

Luis Miguel Sampériz dijo...

Gabi como buen economista aplica la información asimétrica.

guille dijo...

Yo creo que no es plan de decir que no hay exigencia en la universidad. En el actual plan hay unas normas, y muchos de los alumnos se dedican a cumplirlas lo mejor que saben para aprobar. Es decir, tomar apuntes, memorizarlos y escupirlos en un estupido examen. Eso no es sacarse una carrera.

Los primeros que deberíamos cambiar somos nosotros pero a partir de unas bases legales. Ya sabeis que siempre que en una asignatura se ponen unos criterios diferentes, como la asistencia a clase, la gente nos enfadamos....

Pese a ello, y como afirman los estudiantes de fuera, el nivel de exigencia en el estudio aqui es elevado. Sin embargo, la mayoría de los estudiantes no sabe ni siquiera qué es un contrato laboral, y yo, si tengo que contratar a alguien en un puesto en el que exija esta carrera y no ha trabajado en su vida, aunque tenga muy buenos numeros en su carrera, me lo pensaria!

Carlos dijo...

En el mundo laboral al final el exito depende de tu valía personal.

Lo que si es cierto es que las empresas grandes a la hora de recibir curriculums para un puesto y recibir muchas solicitudes hacen un sesgo con el expediente academico