var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-1756651-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Google

sábado, 28 de julio de 2012

¿Cómo elegir un master? (II) La modalidad.

Os ofrecemos el segundo post de nuestra serie ¿Cómo elegir un master?. En esta ocasión reflexionaremos sobre la modalidad de master que más nos interesará hacer según nuestro perfil y objetivos planteados. Este aspecto fue tratado someramente en el primer post de la serie, pero sin duda, merece la pena, dado que vamos a "sacrificar" nuestro tiempo y nuestro dinero, que hagamos un mayor hincapié en él.


Dentro de las modalidades existentes de master podemos encontrar:

  • Master presencial: esta modalidad suele ser practicada por recién licenciados, por profesionales con experiencia que se han quedado en el paro y quieren actualizar sus conocimientos, o bien por personas deseosas de reorientar su perfil profesional. Como se apuntó en el primer post de la serie, la mayoría de los expertos recomiendan un master generalista (MBA) para los recién licenciados, y un master específico para los experimentados, desempleados o no (y como es obvio, para los que quieren reorientar su perfil profesional). Particularmente opino que, un recién licenciado en ADE, no debería hacer un MBA a no ser de que no tenga nada claro hacía dónde quiere orientar su futuro profesional. Por otro lado, en caso de ser unos profesionales con experiencia y empleo, con ambiciones de dar un salto cualitativo a nuestros conocimientos, o reorientar nuestro perfil, solo tendría sentido optar por esta modalidad si realizamos un master específico en una entidad formadora de alto prestigio, o que se encuentre radicada en el extranjero, es decir, maximizar el valor añadido (eje.: compañeros de master de alto nivel con los que establecer sinergias y un futuro networking, así como el profesorado, la mejora de idiomas, ruptura con las deformidades profesionales que hayamos adquirido en el transcurso de nuestra experiencia profesional,...) que nos va a otorgar la asunción del coste de oportunidad.
  • Master on-line: perfecto para aquellas personas que trabajan y/o no disponen de mucho tiempo libre por diversos motivos. Otra ventaja que puede llevar a decantarnos por esta modalidad es que son económicamente más asequibles que sus homólogos en formato presencial. No debemos obviar que cuenta con un gran handicap, y no es otro que el exigir al alumno una disciplina férrea para cumplir los plazos de entrega de los trabajos, leer los documentos/libros recomendados...etc. Es aconsejable acudir a bibliotecas para obtener ambiente de estudio y hacer un programa para planificar los tiempos mínimos que vamos a dedicar a mejorar nuestra formación. También debemos tener en cuenta que es más difícil (no imposible, y cada vez menos con la mejora de las herramientas de comunicación en tiempo real) mejorar nuestras "habilidades blandas" en comparación de como lo haríamos en un master presencial por la ausencia de una interacción física con los compañeros y el profesorado.
  • Master semi-presencial: se establece como un camino intermedio entre la modalidad on-line y la presencial, intentando atenuar las desventajas de uno y otro formato.
  • Master executive: nace para satisfacer las necesidades de formación del segmento de profesionales con una carrera sólida (normalmente exigen un mínimo de 5 años de experiencia en puestos de mando intermedio). Al estar encaminado a este target, estos masters suelen ser específicos en contenido, e intentan poner en conocimiento de los alumnos las nuevas tendencias y modificaciones recientes que han surgido en el campo de formación elegido. Sus horarios están adaptados para ser compatibles con la jornada laboral (suelen ser impartidos los viernes por la tarde y sábados), combinando las clases con desayunos de trabajo y charlas coloquio, para favorecer el intercambio de opiniones con el resto de alumnos y crear un ambiente que procure la evasión de la tensión generada en su puestos de trabajo a los participantes (muy enriquecedor si los alumnos provienen de diversos sectores). La oferta de este tipo de master por campos de formación se queda algo escasa fuera de Madrid y Barcelona.
Esperando vuestras aportaciones, nos despedimos hasta el próximo post.

Compartir