var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-1756651-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Google

miércoles, 16 de mayo de 2012

WWOOFs- voluntariado en todo el mundo

Tal vez los hay los que ya conocen Wwoof, bien por experiencia propia o bien por haber escuchado hablar de ello, pero sé que los hay los que no saben qué es Wwoof. A primera vista, el nombre suena un tanto raro, y yo diría que inspira misterio y curiosidad, pero en realidad el nombre viene de sus siglas en inglés: World Wide Opportunities on Organic Farms.


Wwoof es un programa de voluntariado con proyectos en todo el mundo. Se trata de diferentes granjas que acojen voluntarios ofreciendoles alojamiento y comida gratuitamente y además enseñandoles agricultura orgánica. En cambio los voluntarios les ayuda con fuerza laboral durante un periodo que puede variar de una semana como mínimo a varios meses, dependiendo de la granja de acogida.


Vivimos en un mundo que intenta ser cada vez más responsable con el medio ambiente, en un mundo en el cual nos preocupamos por lo que comemos y de donde viene la comida por lo que resulta interesante saber más sobre las prácticas de agricultura orgánica. Por eso la misión del programa Wwoof es ayudarnos a mejorar nuestros conocimientos en este tema que va creciendo día trás día.

¿Cómo convertirse en un wwoof? El proceso es muy sencillo ya que tan sólo necesitas saber en qué país te gustaría ser voluntario. Hay proyectos en mucho países y cada uno de ellos están explicados en la página del Wwoof del país de procedencia. Para solicitar plazas hay que hacerse miembro pagando una tasa de 15€. Después tendrás accesso a toda la base de datos completa y puedes ver, además de la descripción de la granja (plantaciones o a animales, cuantas personas viven en la granja...), las plazas que tienen abiertas, donde te van a recibir (algunos disponen de casa de huespedes lo que hace muy cómoda tu estancia con ellos), qué idiomas hablan (en general todos hablan inglés pero en muchas fincas hay más de un idioma hablado).

Para aquellos que no tienen un plan definido todavia para este verano que cada vez está más cerca, esto es una buena opción. La buena noticia es que no hay que solicitar el voluntariado con mucho tiempo de adelanto; unos compañeros mios han conseguido plaza en una granja en Portugal en menos de una semana de haberse registrado como miembro. Además, es posible apuntarse en pareja y pagar sólo 20€ los dos en vez de 15€ cada uno por la membresía.

Un saludo,
Nicole

Compartir