var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-1756651-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Google

martes, 21 de febrero de 2012

Vivimos en un mundo plano


Vivimos en un mundo plano creado por una serie de avances tecnológicos que unen a ningún coste o a coste muy bajo, con una extrema rapidez casi todos los puntos del mundo. ¿Estáis de acuerdo o no? Yo si que estoy de acuerdo con esta afirmación hecha por Friedman en 2005 en su articulo en inglés “It´s a Flat World, After All”. Leí este artículo hace tiempo y los comentarios allí expuestos me dejaron marcada por bastante tiempo. A continuación voy a resaltar los puntos más interés antes combinándolos con reflexiones propias.

¿Qué es eso de mundo plano? Seguramente sabéis que no hace mucho tiempo, cuestión de unos 30 años, si nacías en un país como la India por ejemplo tenías opciones muy limitadas de crecer y de ser un gran profesional. India estaba complemente desconectada del mundo y sus grandes cerebros debían emigrar, en el caso de que tuviesen recursos, para poder desarrollar el gran potencial innato. ¿Hoy en día qué pasa? Cualquier gran cerebro de cualquier sitio a cualquier hora dispone de una conexión a internet y de un ordenador que le permite enchufarse al mundo y entrar en juego. No hace falta más que crearse una web personal y/o hacerse visible en la multitud de redes profesionales/sociales y ya es un miembro más de este juego internacional.

Friedman comenta 10 factores que han hecho el mundo llano, pero los primeras tres son las que crean la base de lo que hoy es nuestro mundo:

  • la aparición del sistema operativo Microsoft Windows 3.0
  • Netscape que dio vida al Internet con el boom de las “.com
  • todas las aplicaciones software que lograron conectar todos los ordenadores entre sí.

En resumen internet ha sido el gran cambio. Ese internet que nuestra generación lo da por hecho; hemos nacido prácticamente con ello y forma parte de nosotros, pero nunca nos paramos a pensar que las generaciones anteriores no han tenido la misma suerte. Bien es cierto que hay países que lo aprecian más que otros. Como Friedman especifica, un país tan rico como los Estados Unidos no se da cuenta que la competitividad es inmensa y que los países que se acaban de enchufar al mundo están hambrientos por trabajar, crecer, hacerse presentes y triunfar. Si los Estados Unidos se está durmiendo en los laureles yo me pregunto qué está haciendo España con más de 5 millones de parados. ¿Nos estamos conectando a este mundo plano? ¿ Nos hacemos visibles mundialmente? ¿Estamos listos para salir de nuestro estado de confort y competir con 7.000 millones de personas que habitan actualmente este nuevo mundo plano?

Me encantan las palabras de un joven emprendedor en India diciendo “No nos podemos relajar. Mírame, soy de India. (…) Nosotros vimos que hay muchas cosas que podemos hacer y nos pusimos manos a la obra, de forma que hoy estamos viendo los resultados. No hay tiempo para descansar. Eso se quedó en el pasado. Hay miles de personas haciendo lo mismo que tu e intentan continuamente mejorar.” (traducción propia)

Con estas palabras en mente y sabiendo que aproximadamente 10% de la población española con estudios superiores está en paro (datos INE, 2009) (comparados con la media de la UE-27 de aproximadamente 5% ; datos Eurostat, 2010) me gustaría animar a no quedarse parado, a buscar salidas y aprovechar que vivimos en un mundo en el cual internet nos aporta mucha flexibilidad. Con una carrera acabada o con un Master hecho uno no puede quedarse parado sino que tiene que abrirse las puertas hacías nuevas oportunidades antes jamás imaginadas como por ejemplo trabajar online o irse allá donde puedas desarrollar tu carrera profesional.

Para los que tienen interés en leer el artículo de Friedman en inglés aquí tenéis un link del New York Times Magazine: http://www.nytimes.com/2005/04/03/magazine/03DOMINANCE.html

Compartir