var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-1756651-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Google

viernes, 3 de diciembre de 2010

La imagen que los universitarios proyectamos.


La Fundación BBVA acaba de publicar un estudio acerca del mundo universitario, el cual ha generado en la prensa los siguientes titulares: "El 70% de los universitarios vive con sus padres", "Los estudiantes españoles son los más piratas (descargas ilegales)", "Los universitarios españoles eligen la carrera que más cerca les quede de casa"...etc. Todas y cada una de estas frases reflejan objetivamente lo que somos los universitarios españoles según dicho estudio, pero otra cosa es la manera de venderlo a la sociedad en las portadas de los diarios. Si nos molestamos en indagar el resumen de los resultados obtenidos a partir de las 18.000 encuestas realizadas a universitarios de 6 diferentes países (Alemania, Francia, España, Italia, Reino Unido y Suecia), perfectamente podemos obtener titulares igual de objetivos que reflejarían una imagen bien distinta: "El 70,9% de los universitarios creen que existen unos principios éticos bien definidos, y el 39,9% cree que deben aplicarse sea cual sea la circunstancia del momento", "Más del 70% de los universitarios españoles están satisfechos con los estudios elegidos y se volverían a matricular en ellos".

  • Es cierto que vivimos con nuestros padres, pero somos los que menos ayudas gubernamentales tenemos.
  • Es cierto que elegimos la carrera por "estar cerca de casa", pero también tenemos la mayor red de centros universitarios, por no hablar que no hemos sido educados en una filosofía basada en la máxima de "obtén las mejores notas y haz méritos en el instituto para obtener plaza en un Universidad de prestigio y con una buena beca", cosa ésta que no digo esté bien, pues seríamos más competitivos, pero no deja de ser una realidad.
  • Es cierto que somos los que menos horas de estudio dedicamos, pero también somos los que más horas lectivas tenemos. Otra cosa es que sean "horas útiles" y que tenemos la esperanza de que esta situación cambie con Bolonia.

Otro punto muy importante, es la desconexión entre el ámbito universitario y el laboral. Los empresarios españoles se quejan de tener "personas con un título", pero no profesionales entrenados en la praxis que se ejerce en el mundo empresarial.

Los universitarios debemos de poner de nuestra parte para mejorar, pero la sociedad también debe de pensar a través de la información que ofrecen los medios de comunicación, que la savia nueva está preparada y motivada para sacar a nuestro país de la crisis, y de este modo generar la confianza, palabra que tan de moda está ahora mismo; o, acaso vamos a generar confianza para mejorar el rating de nuestra deuda pública, para que el IBEX no baje, o para que el capital extranjero acuda a invertir en nuestro país, pero no vamos a generarla para el capital humano que van a estar detrás de todos estos conceptos, índices...

Compartir