var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-1756651-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Google

viernes, 21 de mayo de 2010

Impuesto para las rentas altas.

El gobierno de España va a aumentar la presión fiscal sobre las rentas de capital y patrimonio que superen el millón de euros, como podemos leer en el Expansión. Para la Ministra Elena Salgado, "el que más tiene y está en mejor situación debe aportar más que quién está en peor situación". Sin duda, parece que las presiones sindicales ante el recorte en gasto social y rebaja en sueldo del funcionariado, han hecho que el Gobierno cree esta medida como forma de representación de un esfuerzo común de toda la ciudadanía española para la reducción de la deuda, en post ajustarse a los parámetros de la UE (y de USA??), disapando de esta manera en cierta medida, las críticas que ha rebido, recibe y recibirá por dicho recorte. Según podemos leer en el DiarioInformación, solo el 4% de los declarantes ingresa más de 60.000€ al año en rentas de trabajo y capital, lo cual sitúa la cifra en unos 750.000 españoles (un poco baja, no creen). Pero el problema reside en segmentar esta muestra heterogénea, dado que aunque están gravados al mismo tipo impostivo, sus rentas son muy dispares.

Esta medida puede tener un efecto negativo para los inversores, tanto en renta variable como fija, lo que no supone un estímulo hacía la reactivación de la economía.

Compartir