Google

miércoles, 12 de mayo de 2010

El "Happy Meal" está condenado a desaparacer.

Según se ha podido oir en los principales noticieros, el ejecutivo español va a promover una ley que impida la adhesión de cualquier obsequio en las campañas de marketing de productos alimenticios destinados a público infantil. De esta manera, se pretende que, las denominadas marcas de "comida basura", no puedan sugestionar a los niños para que compren sus productos que tan nocivos son para su salud y bienestar físico. El gobierno español no ha sido el primero en tomar esta medida, ya que como podemos obsevar en El Economista, en México se está promoviendo una ley similar contra la allí denominada "comida chatarra", ante el estupor nacional que se generó al conocer la alta tasa de obesidad infantil que existe en el país centroamericano.

Compartir