var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-1756651-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Google

viernes, 2 de abril de 2010

Pilar Fajarnés. Cambio estructural y nuevas oportunidades de crecimiento internacional.

La tercera de las conferencias del ciclo OPEN tuvo un carácter especial, pues fue expuesta por una antigua profesora de la Universidad de Zaragoza, actuálmente empleada en la UNCTAD, Pilar Fajarnés. La conferencia verso, entre otros temas, sobre la problemática del cambio climático, así como las oportunidades de negocio que se generarán mitigando este problema. Para comenzar se nos presentan un par de disyuntivas, la primera: ¿debemos adaptarnos al cambio climático o debemos esforzarnos en atenuar sus efectos?, y la segunda y no menos importante, ¿a caso no tienen derecho los países en vías de desarrollo a explotar recursos para poder avanzar, aunque ello sea ahondar más en el problema climatológico? La respuesta es que debemos intentar que ambos objetivos, nos referimos al avance de la economía de los países en vías de desarrollo, así como la mitigación del cambio climático, no solo sean compatibles, sino que sean complementarios, ¿cómo? Los países ya desarrollados deben de ser la punta de la lanza, pues su capacidad de inversión y su nivel de desarrollo tecnológico lo convocan hacía ese puesto, y los países en vías de ello deben de saber aprovechar las oportunidades que se generen.

Para ello se debe de tomar un nivel de conciencia global, mediante una acción global consensuada que coloque al clima como un bien público universal, que sea tratado con un política de gestión de riesgo, es decir, minimizando los efectos negativos sujeto a la restricción de permitir el avance económico. El éxito de esta empresa va a depender de la capacidad de demanda de servicios y productos relacionados con la atenuación del cambio climático que las políticas industriales sean capaces de generar, de esta manera se incentivará la inversión en I+D, la proliferación de patentes, la aplicación de nuevas tecnologías y la licitación pública.

No escapó tampoco de la visión de la conferenciante la posibilidad de incluir las anteriormente mencionadas patentes dentro del acuerdo sobre los ADPIC o TRIPS (en inglés) como forma de protección de la propiedad intelectual respetuosa con las naciones menos favorecidas, así como el efecto dañino que puede causar los bio-diesel en el aumento de las materias primas que sirven para el alimento humano expuesta por una de la asistentes a la conferencia.

Compartir