var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-1756651-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Google

sábado, 18 de octubre de 2008

Anuncio La Lechera

Podemos afirmar que la publicidad es una forma perfecta para desconectar de nuestra vida cotidiana y del programa o película que estábamos viendo. A las pausas publicitarias en televisión se le pueden dar múltiples usos funciones, hay quien las usa ir a la nevera a por otra Coca-Cola, otros para zapear un poco y enterarse de los cotilleos e incluso hay algunos que las utilizan para promocionar productos, cada cual que haga lo que quiera.
No puedo negar que en muchas ocasiones los anuncios son la parte más interesante de algunos programas y por eso agradeces su llegada, por todo esto he creído necesario comentar el siguiente spot de La Lechera que al verlo hoy han venido a mi mente varias reflexiones que comentare tras ver el video, os dejo ahora con él.


El anuncio da comienzo con una familia que va a tomar el postre, la madre se dirige a por él pero...... como se nota que es una mujer a la que le gustan los retos, prefiere elegir el camino difícil para ir a la cocina y abrir un agujero en la pared en vez de usar la puerta que tiene al lado, por eso pienso que sería necesario añadir la siguiente advertencia en los envases del producto: “El consumo de yogures La Lechera puede causar trastornos en la conducta y lesiones graves”.
Otro detalle que no puede escapar es la expresión de placer de esta mujer, justo en el momento en que respira un polvo blanco que la rodea...... será de la pared, claro.
Destrozar la pared siempre sabe a poco y es que cuando empieza con el destrozo es un no parar, por eso acto seguido con un puño de izquierdas mete la mano en la nevera y agarra los yogures, opino que no ha abierto el frigorífico debido a que el tremendo golpe en la cabeza ha borrado de su memoria la forma de usarlo.
No he podido evitar ponerme en el lugar del niño, os pido que lo intentéis. ¿Qué haríais si veis como vuestra madre tira abajo media casa y destroza unos cuantos electrodomésticos para traer el postre a la mesa?
Yo saldría corriendo, no aguanto en la mesa con una persona así porque igual me atraganto y en vez de una palmadita en la espalda me rompe una silla en las costillas, será que no tengo la sangre fría de este chaval, ni la del marido porque el anuncio termina con una de las frases que ningún marido querría escuchar de boca de su esposa: “Romper para disfrutar....” jeje.
Así termina la sección de los anuncios. Un saludo.

Compartir

8 comentarios :

TwaL dijo...

Parece que hoy en dia no se escapan de las tendencias sexuales ni las mas puritanas de las marcas.

"Romper para disfrutar" uff me esta doliendo hasta a mi.

:D

Luis Miguel Sampériz dijo...

También he de decir que un anuncio debe llamar la atención sobre el producto, y este pretende destacar la diferencia que hay entre el publicitado y el resto, y no es otra que la capa superior de chocolate crujiente que debes de romper para disfrutar del resto del producto.

Creo que en esta ocasión no estoy de acuerdo con vosotros, te puede gustar más o menos el anuncio, o los valores que pueda transmitir, pero cumple con llamar la atención del cliente y diferenciar el producto, que es por lo que se le paga al publicista.

TwaL dijo...

El anuncio cumple con su cometido de diferenciarse y promover sus cualidades respecto al resto de las marcas perfectamente, creo que ni yo ni Alex lo dudamos en ningun momento. Pero no se nos escapa el posible contenido sexual, que como tantas otra veces se usa para mantener la atencion del teleespectador.

Luis Miguel Sampériz dijo...

y qué tiene de malo que haya un contenido sexual no explícito en un anuncio????...yo creo que está bien que lo haya.

alex dijo...

Bueno yo estoy con Twal, porque si qué diferencia el producto, vale, pero el anuncio en si carece de toda lógica, ¿donde lo han rodado en el planeta de los yogures? en el que tu vida gira alrededor de un yogur, si el próximo es con mermelada de frambuesa, ¿se cortaran todos las venas?
En cuanto al contenido sexual en los anuncios, sin poner en duda que el sexo vende, creo que es una herramienta fácil para los publicistas no muy buenos, sobre todo cuando el espectador se da cuenta de este contenido, la buena publicidad subliminal es aquella que no ves pero si percibes, para terminar solo decir que en mi opinión en la publicidad no todo vale y que por favor los publicistas creen buenos anuncios que ayuden a digerir algunos programas jeje

Luis Miguel Sampériz dijo...

Estoy al 100% de acuerdo con Álex en que el contenido sexual implícito es una herramienta utilizada por los publicistas mediocres...pero lo de: "la buena publicidad subliminal es aquella que no ves pero si percibes"...si la ves, ya no es subliminal, es explícita. Creo que te has expresado mal (todo crítica constructiva Alex jejejje)...Y en cuanto a lo de que no todo vale...yo creo que todo lo que este permitido por ley en materia de publicidad es válido.

Padi dijo...

A mi personalmente no me gusta mucho el anuncio pero me parece muy bueno. Uno de las razones que puedo decir que es bueno es porque nos llama la atención, lo colgamos en un blog y ahora mismo estamos discutiendo sobre este anuncio y no sobre el anuncio de Danone por ejemplo.
Solo por conseguir un post en este blog me parece bueno este anuncio de la lechera,
Un saludo

TwaL dijo...

Yeah solo con aparecer en este blog es que ya es buen anuncio, por que vaya cacho de blog que tenemos jejeje