var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-1756651-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Google

sábado, 8 de diciembre de 2012

Aprovecha el tiempo en la universidad: haz algo extraordinario

Son muchas las leyendas de cuales son los requisitos para entrar a trabajar en Google, pero tuve la oportunidad de escuchar a un directivo de Google diciendo cuales eran sus requisitos para buscar jóvenes talentos, y eran: Un gran expediente académico, hablar más de dos idioma a nivel nativo y haber fundado una agrupación o ayudado en un ONG durante la universidad. Y de este último punto, de hacer algo extraordinario durante la universidad, es del que os quiero hablar hoy.

Uno de los mejores momentos de la vida
Durante el periodo de la universidad, en general, estás viviendo uno de los mejores momentos de tu vida. Tienes energía de sobras, altos conocimientos y libertad ya sea en tiempo o en dinero gracias a los padres. Si tienes la mala suerte de sólo disfrutar de dos de esas tres ventajas, sigue sintiéndote afortunado, porque en muy poco tiempo, desaparecerán el resto. O las energías por las obligaciones del día a día, los conocimientos que si no se usan se pierden, o la libertad en tiempo o dinero, se acaban esfumando sin darte cuenta.
Hay que aprovechar los "mejores momentos de la vida", y una de las mejores formas, además de llevándote bien con tus profesores, es haciendo algo extraordinario, aprovechando esas tres grandes ventajas.

¿Qué es hacer algo extraordinario durante la universidad?
Yo diría que hay dos grandes campos, uno el social y fundacional, y otro el de la consecución de una afición.


Social y fundacional:
Se trata de ser miembro o socio de algún club o grupo universitario, de alguna ONG, de algún colectivo social, y si es posible, mejor todavía si eres miembro fundador.
Las personas que tienen en su CV una actividad extra durante el periodo de universidad, son en general personas comprometidas, con la suficiente capacidad para estudiar y además dedicarse a otra actividad una cantidad de tiempo elevado, de relacionarse con un tipo de personas con valores e ideales, de tener contactos, de saber trabajar en equipo. Y si además eres fundador, se te valorará la capacidad de haber sido visionario, de haber atraído a otros a tu proyecto, y de saber gestionar los equipos. Todo esto es muy necesario y muy valorado en el mundo laboral y por supuesto hace despertar un mayor interés a los responsables de contratación.
Yo mismo soy fundado de este Blog, y este Blog para mi es mi actividad extraordinaria durante la universidad. Como ya he contado alguna vez, me ha ayudado mucho en mi actual etapa como trabajador, pero os cuento la última. Recientemente he cambiado de trabajo, y en la última entrevista, una de las dos personas que estaban presentes por parte de la empresa, conocía el Blog, nos seguía y me felicitó por ello. Automáticamente empezamos a hablar de él, y la entrevista pareció menos entrevista y más charla entre conocidos, cada vez me sentía más a gusto yo, y creo que también la otra parte.

Consecución de una afición:
Entendida como cultivar mucho, aprender, formarte y hacerte reconocido en un hobby, una afición o interés, hasta el nivel de poder ser considerado un entendido e incluso un experto.
Al final trabajarás en aquello que más te gusta, en tu hobby, te podrás formar en otras áreas, podrás probar distintas materias laborales, pero al final, sin darte casi cuenta, tus decisiones laborales (que las habrá) se irán tomando hacia tus hobbies. Y si tienes suerte, mucha, mucha suerte, acabarás trabajando en tu hobby. Esto es muy difícil, pero si se consigue es genial, ya que el trabajo parecerá menos trabajo y más diversión de lo que esperas.
Da igual cual sea tu afición, lo único que importa es que te gusta, y créeme, hay un trabajo relacionada con ella. Desde personas que están especializadas en la valoración y compra venta de empresas de determinados sectores, hasta los músicos de jazz-tribal-africano, o los que venden muñecas y juguetes totalmente personalizados. Todo, todo, todo, tiene un empleado y trabajador detrás, más cerca o menos en la cadena de valor de lo que realmente te gusta, pero existe ese trabajador, y cuanto más te acerques más feliz puedes ser trabajando.
 
Aprovechar ese tiempo precioso en la universidad -de energía, conocimiento, y libertad en tiempo o en dinero- para trabajar de manera colectiva y fundar algún grupo, o para cultivar tu afición, puede llevarte al trabajo de tus sueños, o a ser mucho más feliz, que al final, de eso se trata.


Imagen vía: Noticias curiosas

Compartir