var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-1756651-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Google

sábado, 15 de septiembre de 2012

¿Buscas encontrar empleo? Piensa como el empleador

Buscar trabajo, o mejor dicho, encontrarlo, es una de las mayores preocupaciones de hoy en día. Para todo tipo de personas y edades, desde los recién licenciados, hasta las personas de mediana edad que han perdido su trabajo y tienen que encontrar otro para poder mantenerse. Hace unos meses redactamos una guía para buscar trabajo por Internet, que os seguimos recomendando.

Hoy os traemos un articulo que pretende servir para ponernos en los zapatos de quien contrata, procurando entender sus necesidades y los objetivos que persigue con la contratación, para así conseguir el empleo.

No son, ni mucho menos, recomendaciones típicas, las hemos sacado del capitulo de "contratación" del libro: Rework de Jason Fried y David Heinimeier, del que ya os hemos hablado en otras ocasiones. Como sabéis, ellos son de 37Signals, una de las startups del mundo del software más conocidas, y me atreveré a decir, adelantadas a su época. Es por esto que muchos de sus consejos tal vez no sirvan para el mercado del trabajo de hoy en España, pero sí nos marcan la tendencia, de las que seguro serán las empresas que persistan a futuro.

Busca descripciones del puesto detalladas y organizadas.
En muchas ofertas de empleo, es habitual ver descripciones del puesto vacante breves, ambiguas o poco organizadas. Esto demuestra el desconocimiento de las tareas especificas que engloban el puesto, que desde la empresa se tiene, o por lo menos desde quien redactó la oferta y por tanto un nivel organizativo de la empresa bajo, lo que seguro afectará al puesto de trabajo.

Los curriculums son ridículos.
Todos sabemos cuanto se hincha un curriculum, que son exagerados o con verdades a medias, lo sabemos nosotros, y por supuesto los contratantes. Cada vez más está cobrando protagonismo el tipo de curriculum estadounidense, donde se detallan y explican las principales tareas y logros de cada puesto o experiencia académica. Así es más sencillo entender el valor del aspirante. En lugar de fijarse en el CV, en el libro recomiendan fijarse en la carta de presentación o "cover letter". En ella, se espera encontrar las principales motivaciones por las que el aspirante ha elegido presentarse a la vacante y a esa empresa en concreto. Además conlleva un lenguaje actual y personal, que ayuda a identificar si esa persona encaja en la empresa.

¿Cinco años de experiencia?: Irrelevante.
Los autores comentan que es interesante contar con candidatos con 6 meses o un año de experiencia, pero más años no significan nada. Algo de experiencia sirve para conocer algunos trucos, problemas y herramientas importantes, pero hay que valorar el tiempo que se lleva realizando una tarea, o lo bien que se realiza?.

Olvídate de la educación académica, demuestra la valía trabajando
La dedicación individual, la personalidad y la inteligencia no son demostradas por tener un titulo de una universidad privada o tener el mejor expediente. De hecho, más de la mitad de los directores de las 500 empresas más grandes de EE.UU fueron a universidades publicas, y sólo el 10% fueron a las universidades top de EEUU. Por este motivo muchas entrevistas se basan en casos prácticos de lo que más tarde será el puesto de trabajo. De hecho los autores cuentan, como incluso se lleva esta idea de "comprobar la valía, trabajando" a cadenas de montaje simuladas como hace BMW, o incluso a lidiar con ficticios clientes malhumorados por teléfono como hace Cessna. Aconsejan por tanto demostrar la habilidades personales que uno tiene en situaciones similares a las del día a día del puesto, ya sea manejando equipos, realizando estudios, organizando proyectos, etc.

Demuestra ser pro-activo y haber cumplido objetivos personales en tu vida.
Es lo que en el libro llaman "managers of one" o gestores de si mismos. Son esas personas que encuentran sus propias metas y consiguen cumplirlas, que no necesitan mucha supervisión de un jefe, son esas personas que se gestionan sus tareas, las priorizan, les dan el ritmo necesario, y las terminan. Son esas personas que saben llevar su propia dirección. Se pueden encontrar mirando sus historias. Si han vivido o trabajado solos en un país extranjero, si tienen metas muy claras en su vida y las van consiguiendo o si han lanzado algún proyecto personal.

Sé el que mejor escribe.
Por último, comentan, que si tienes dudas entre varios candidatos, hay que contratar al que mejor escriba. Da igual si eres ingeniero, comercial, dependiente o oficinista, escribir bien, merecerá la pena. Y es que hoy en día la mayor parte de la comunicación se realiza escribiendo (emails, sms, redes sociales, chats de empresa, etc.). Escribir bien demuestra claridad de ideas, organización, capacidad de comunicación, hacer las cosas fáciles de entender, ponerte en los zapatos del otro, e incluso saber que omitir. (Recordad que podéis aprender a escribir con nosotros, ya que nunca dejamos de buscar colaboradores)

Esperemos que os sirvan estos consejos directos de aquellos que se ven en la responsabilidad de contratar. Un saludo!

Imagen vía Álvaro Peña:

Compartir