Google

sábado, 16 de junio de 2007

Carlos Berzosa: Rector de la Universidad Complutense


Esta es una interesante entrevista que he visto en el periódico CincoDias, que tal vez nos acerque un poco al pensamiento de los rectores. Una pena tener que postear asi una noticia tan buena, a ver si empiezo a usar CoRank pronto.
Para los que sois un poco mas vagos, he señalado lo que para mi es mas importante.


…Carlos Berzosa, madrileño, de 61 años, ocupa desde hace cuatro años el sillón del rectorado de la Complutense de Madrid, la mayor universidad presencial de España, en la que ha acometido una importante labor: sanear sus cuentas, y con la que mantiene por encima de todo un compromiso de servicio a la comunidad educativa. Aunque advierte que sólo persigue ser un buen docente.

¿Qué objetivos tiene en este segundo mandato como rector?

Creo que todas las universidades tenemos, en estos momentos, un objetivo común, que es adaptar los planes de estudio a las titulaciones de grado determinados por el Espacio Europeo de Educación Superior, que entra en vigor en 2010. Es un desafío considerable porque tenemos más de 70 titulaciones y debemos afrontar cambios en la metodología docente.
Otros retos son hacer un mayor esfuerzo en temas de investigación […]

¿Qué planes tiene para seguir apostando por la investigación y la innovación?

[…] Hay todavía mucha distancia entre el mundo empresarial y el universitario. La investigación que se hace en España se hace en las universidades. Las empresas investigan muy poco. El problema que tenemos es nuestra dificultad para vincular esa investigación al mundo empresarial. Desgraciadamente, las empresas no miran a la universidad. Y las universidades investigan, pero no tienen en cuenta la innovación. La investigación ha de estar siempre vinculada a dar respuesta a los problemas de la sociedad.
[…] En este terreno se pueden hacer todavía muchas cosas.

¿Por ejemplo?

El Gobierno central, las comunidades autónomas y la municipalidad deben trabajar conjuntamente porque el futuro está en la investigación.
[…] Por otro lado, la Universidad no puede ser elitista, ni debe mirarse el ombligo. Se trata de un esfuerzo a tres bandas.
También es cierto que el mundo empresarial es reacio a la investigación. Las multinacionales investigan en su país de origen, y las pequeñas y medianas empresas no tienen capacidad para ello.
[…] La Universidad debería acercarse a la sociedad, pero los gobernantes saben que la I+D+i no da votos, da muchos más el ladrillo.

También es cierto que los empresarios se quejan siempre de que la universidad no forma a sus titulados con las capacidades necesarias para incorporarse al mundo laboral.

La Universidad puede que sea demasiado teórica y poco práctica.
[…] He preguntado, en alguna ocasión, a empresarios qué es lo que necesitan de los titulados y no han sabido decirme nunca qué habilidades requieren.

¿Qué nota le pondría a la universidad española?

En relación con el país en el que vivimos, un siete...

Sin embargo, muy pocas universidades españolas destacan en los rankings internacionales. Por el contrario, tres escuelas de negocios españolas se encuentran entre las de mayor prestigio mundial.

Las universidades no salen mejor posicionadas porque la investigación es un indicador clave, y las extranjeras tienen buenos investigadores…

Pero ocurre que todo currículo académico adquiere prestigio no con el título universitario sino con el MBA Máster en Dirección de Empresas que se estudia en una escuela de renombre.

El MBA les da a los alumnos una visión pragmática, también es un forma de encontrar empleo y de conocer gente que luego te puede servir como red de contactos. El máster no es una formación teórica, sino práctica y el camino para entrar en el circuito laboral. En ese sentido, las universidades fuimos lentas y tardías. No había tradición de cursos de posgrado y hemos llegado tarde, pero tenemos que remediarlo.


Usted dirige una universidad con 80.000 alumnos, ¿no son muchos?

Tenemos muchas titulaciones y algunas muy masificadas, aunque otras han descendido. Por ejemplo, Ciencias de la Información y Administración y Dirección de Empresas tienen muchos alumnos; Derecho ha bajado, pero sigue estando masificada. Económicas ha descendido, y no sabemos a qué se debe. La juventud es muy pragmática, a pesar de que lo tiene difícil debido al mileurismo y al trabajo temporal, y elige lo que cree que va a ser mejor. El Ministerio de Educación debería estudiar por qué suceden estos cambios. Las carreras de la Salud tienen poca oferta y una demanda alta. Las ingenierías han caído un poco y las humanidades han sufrido mucho debido a las salidas profesionales. Me gustaría tener una universidad más reducida porque su gestión es compleja.

[…]


Compartir